jueves, 19 de agosto de 2010

GABA (Ácido Gamma Amino Butírico)


A pesar de que no sea estrictamente hablando un aminoácido, el GABA se clasifica frecuentemente como tal. Se encuentra en elevadas concentraciones en todas las partes del sistema nervioso central y a menudo se refiere a él como agente calmante cerebral natural. Funciona como el más ampliamente distribuido neurotransmisor inhibidor en el cerebro, ayudando a controlar el paso de los impulsos eléctricos a lo largo de las células nerviosas a los músculos, órganos, etc.
El GABA no se encuentra en cantidades significativas en los alimentos. Se produce casi exclusivamente en el organismo a partir del aminoácido ácido glutámico o glutamato (aportado por los alimentos o por la conversión de la glutamina).

Aplicaciones potenciales:

Antiansiedad
El GABA actúa como un neurotransmisor inhibitorio, teniendo un efecto tranquilizante sobre el sistema nervioso central. El conocimiento del GABA como un supresor de la actividad neural ha conducido a administrarlo para aliviar la ansiedad. Algunos estudios científicos avalan este beneficio. Al colaborar en la merma de la actividad neuronal puede ser de utilidad en pacientes considerados de tipo fosfórico en homeopatía. Con este aminoácido se puede reducir notablemente la necesidad de fármacos tranquilizantes y ansiolíticos. Administrado junto con niacina e inositol previene la ansiedad y controla el estrés.

Inductor del sueño
Es un inductor del sueño no somnífero que resulta ser una buena alternativa a la valeriana. Sus efectos en el insomnio podrían deberse a las propiedades tranquilizantes sobre el sistema nervioso y el cerebro. Es un excelente sedante natural (se recomienda acompañado de niacina e inositol o mejor aún de todo el complejo B). Es recomendable administrarlo por la tarde-noche.

Anticonvulsivante y antiespasmódico
Se ha encontrado que el GABA es deficiente en el líquido cerebro espinal y en el cerebro en muchos estudios experimentales y humanos de epilepsia. Esta deficiencia acontece cuando la enzima glutamato descarboxilasa, la cual produce GABA a partir de ácido glutámico, está disminuida. La enzima glutamato descarboxilasa es dependiente de la vitamina B6, y no es sorprendente que los fármacos que inhiben la vitamina B6 sean potentes agentes productores de crisis convulsivas. Se puede emplear un aporte de vitamina B6 y manganeso como vía para elevar el GABA en el cerebro. Se ha realizado un importante estudio sobre el GABA y la vitamina B6; 50% de los 699 epilépticos a los que se les administró estos suplementos demostraron mejoría. Además de vitamina B6 se precisa de taurina para fabricar GABA. La taurina, aminoácido anticonvulsivante, es efectiva en la epilepsia porque aumenta la descomposición del glutamato en GABA.
Las benzodiacepinas (como el Valium) son útiles en estados epilépticos debido a que actúan sobre los receptores GABA. El GABA aumenta en el cerebro tras la administración de muchos fármacos contra dichas crisis. Es por ello que el GABA es un claro nutriente antiepiléptico.
En un modelo animal de convulsiones generalizadas la fosfatidilserina produjo una substancial actividad anticonvulsivante. Un ensayo abierto exploró los efectos de la combinación de fosfatidilserina con GABA, para el tratamiento de 42 pacientes con epilepsia resistente a la medicación. Existió una marcada reducción en la frecuencia de las convulsiones, relacionada directamente con las dosis administradas.
Los síndromes espásticos y con movimientos involuntarios, p.e. Parkinson, ataxia de Friedreich, disquinesia tardía y corea de Huntington, se caracterizan todos ellos por bajos niveles de GABA. Los ensayos empleando 2 a 3 gramos de GABA oralmente han sido efectivos en varios de estos síndromes epilépticos y espásticos.

Antihipertensivo
El GABA puede ayudar a regular algunos mecanismos cardiovasculares implicados en la hipertensión. Los fármacos que modifican el GABA en el cerebro tienen un importante papel en la regulación de la presión sanguínea. De hecho, los estimulantes de los receptores GABA se toman como agentes útiles en el tratamiento de este problema. Se ha demostrado que la administración de 3 gramos orales de GABA es un tratamiento efectivo para bajar la presión sanguínea elevada.

Capacidad mental disminuida
En proceso del envejecimiento también afecta de gran manera el metabolismo cerebral, reduciendo la enzima ácido glutámico (glutamato) descarboxilasa. Los suplementos de manganeso pueden corregir el problema de la síntesis reducida de GABA en los cerebros envejecidos.
El coeficiente de inteligencia (C.I.) disminuye con la edad. Se ha informado que tanto la ingesta de GABA como del ácido glutámico en altas dosis puede elevar los niveles de estos nutrientes, así como los resultados del C.I. Ambos aminoácidos junto con la glutamina han sido efectivos a la hora de tratar varias formas de rendimiento mental disminuido. En un estudio empleando 1 a 3 gramos de GABA en pacientes con retraso mental, 63 de los 106 pacientes demostraron un significativo incremento del C.I.

Diabetes
La administración de 2 a 4 gramos de GABA a 50 pacientes con diabetes produjo una significativa reducción de la glucemia en el 50% de los casos. El GABA parece aumentar el efecto de la insulina y, por lo tanto, es hipoglucémica en humanos. Por ello, el GABA puede ser útil en los diabéticos pero debe ser evitado en los hipoglucémicos.

Agente anabólico
Otros estudios han sugerido que la suplementación con GABA puede estimular el crecimiento muscular. Algunos estudios sugieren que los suplementos de GABA pueden potenciar la liberación de la hormona de crecimiento. Este potencial beneficio ha atraído la atención de los culturistas.

Otras aplicaciones
El GABA puede reducir el apetito, además de reducir la ansiedad. Por lo tanto, puede resultar de utilidad como complemento alimenticio en dietas de control del peso.

Aplicaciones potenciales del GABA
Antiansiedad: Estrés, tensión nerviosa, tranquilizante, ataques de pánico.
Inductor del sueño: Insomnio, sedante natural.
Anticonvulsivante y antiespasmódico: Epilepsia, disquinesia tardía, enfermedad de Parkinson, ataxia de Friedreich, disquinesia tardía, corea de Huntington.
Antihipertensivo: Presión arterial elevada.
Capacidad mental disminuida: Envejecimiento, retraso mental.
Apoplejía: Daños neurotóxicos.
Diabetes: Híperglucemia.
Agente anabólico: Fortalecimiento corporal, culturismo.
Reductor del apetito: Dietas de control del peso

Contraindicaciones
No deben combinarse con fármacos benzodiacepínicos (el GABA estimula la unión de la droga a los receptores de la benzodiacepina) sin el consentimiento de un profesional de la medicina cualificado

Precauciones
En ciertas personas, los niveles elevados de GABA pueden conducir a síntomas temporales de frecuencia cardiaca aumentada o disnea. Se han detectado efectos secundarios ocasionales con el empleo de grandes dosis de este suplemento incluyendo nauseas moderadas y sensación temporal de hormigueo en la piel. En estos casos será necesario reducir la dosis de este suplemento dietético. Se recomienda no tomar este suplemento dietético durante más de 8 semanas seguidas. Se deberá extremar la precaución en pacientes hipoglucémicos y/o diabéticos insulinodependientes.

Suplementos compatibles
Complejo B, Vimanina B3, Calcio Manganeso, L-Glutamina, Vitamina B6, Inositol, L-Lisina, Taurina, Fosfatidilserina.

Tratamientos naturales con medicinales. Cuide su salud.

Tratamientos Complementarios Naturales
Si ya probó con todo para quitarse los dolores musculares y los trastornos digestivos, visítenos, seguramente le podemos ayudar.

La salud y las plantas medicinales
Las plantas medicinales juegan un papel importante en el cuidado de la salud humana. Durante mucho tiempo, el hombre dependió de ellas para el tratamiento de sus enfermedades. En las últimas décadas han vuelto a alcanzar una presencia cada vez mayor en la Medicina Occidental. Los propósitos de la ciencia actual llevan a la transformación del conocimiento tradicional en científico, los hábitos y costumbres en terapias comprobadas y los preparados, remedios, infusiones y cocimientos en suplementos nutricionales y productos farmacéuticos.